viernes, 9 de septiembre de 2011

Uso del triptófano 1ª parte

En la esquizofrenia, gran parte del arsenal terapéutico se basa en bloquear receptores dopaminérgicos y/o serotoninérgicos. Pues bien, tanto la dopamina como la serotonina tienen precursores en aminoácidos (tirosina y triptófano) cuya manipulación en la ingesta tiene repercusión, en mayor o menor medida, en la concentración en el cerebro de dichos precursores.



El triptófano (TRP) es un aminoácido esencial y clave en la síntesis de unos de los neurotransmisores más importantes, la serotonina (5-Hidroxitriptamina, 5-HT). Se ingiere a partir de alimentos ricos en proteínas de alto valor biológico (carnes, pescados, huevos, lácteos).  La absorción se realiza sobre todo en duodeno y yeyuno mediante sistemas de transporte activo secundario dependiente de gradientes de Na+, posteriormente el TRP va vía Porta al hígado en donde sufre una metabolización parcial por dos enzimas, La triptófano 2,3-dioxigenasa (TDO) y la indolamina 2,3-dioxigenasa (IDO). La TDO es inducida por los glucocorticoides y puede aumentar hasta 10 veces cuando se da TRP en la dieta. La IDO es inducida por factores que activan el sistema inmune como: las interleuquinas 1 y 2, los interferones gama y beta, el lipopolisacárido bacteriano (LPS) y algunos virus como el virus de la inmunodeficiencia humana.

Aquí podríamos hipotetizar de la siguiente forma: Factores externos como la alimentación (alteración en la relación ácidos grasos Omega3/Omega6; teoría de la membrana) o infección por determinados virus (teoría vírica), provocan un aumento de mediadores de la inflamación, lo que induce la expresión de IDO que a su vez provoca dos fenómenos simultáneos, por un lado provoca un aumento de la síntesis de ácido quinolínico que actúa sobre los AA excitatorios y receptores NMDA con el resultado de neurotoxicidad, y por otro lado, disminuyendo la cantidad de TRP en plasma y, por tanto, de serotonina (ambos factores relacionados con enfermedades mentales, en particular la ESQ). 


Normalmente la vía de metabolización del TRP por las enzimas IDO y TDO es activa en hígado, fundamentalmente, pero cuando hay un proceso autoinmune o inflamatorio en el cerebro, esta vía se activa, provocando un círculo vicioso neurotóxico. Pues bien, muy recientemente el descubrimiento de anticuerpos antiserotonina en la psicosis esquizoafectiva ha abierto un nuevo campo de investigación.

Otra conexión muy interesante es la que relaciona un producto del TRP vía IDO que es el ácido picolínico como estimulador del interferón gamma (INFg), un importantísimo inmunomodulador con efectos antiproliferativos y antineoplásicos capaz de inducir la expresión de la IDO en diferentes células. Si esta vía estuviera sobreactivada, una consecuencia sería la ausencia de tumores, algo que estimuló siempre la curiosidad de los psiquiatras que han tratado enfermos de esquizofrenia y que han constatado en diversos estudios la menor afectación por cáncer de estos pacientes a pesar de los altos factores de riesgo derivados de actividades como fumar (que en estos pacientes alcanza a más de un 70%).

Aquí podríamos reunir diversas piezas del puzzle, de forma que tendríamos por un lado un componente excitatorio (predominio catabólico de la teoría de la membrana) con formación de citoquinas, bradiquinina (teoría de la inflamación) y óxido nítrico, lo que activaría los nociceptores de la periferia. El ácido quinolínico activaría las neuronas nociceptivas y produciría neurotoxicidad vía activación de N-metil-D-aspartato.
Por otro lado, Heyes MP et al. observaron en macacos infectados por el virus de la poliomielitis que la kinurenina-3-hidroxilasa estaba incrementada, con aumento de la formación de quinolínico y neurotoxicidad (conexión con la teoría vírica).

Finalmente, otra conexión interesante es la que liga al estrés crónico que provoca un aumento de cortisol (aumento de la expresión de TDO, con aumento de ácido quinolínico), disminución de niacina, daño cognitivo (signos negativos de la ESQ) y deterioro en la síntesis del hem aun con leves deficiencias de hierro. Bien, pues ¿qué provocaría una mejoría en los síntomas de déficit en los enfermos con ESQ según lo que acabamos de decir?. Curiosamente acaba de publicarse un trabajo en el que se encuentra una mejoría en las capacidades cognitivas en pacientes con ESQ a los que se da eritropoyetina (Ehrenreich H et al. 2003) (continuará...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog

Páginas vistas en total